UNIDADES ESPECIALES DE LA POLICÍA

 

 

 

GRUPO ESPECIAL DE OPERACIONES (G.E.O.)

GRUPOS OPERATIVOS ESPECIALES DE SEGURIDAD (G.O.E.S.)

 

 

Fue en 1.978 cuando se creó el GEO; la primera unidad de operaciones especiales de un órgano policial en España, situándose con ello la Policía española en la delantera de países que contaban con este tipo de grupos operativos de élite; repitiendo una vez más su rasgo de institución pionera en adoptar nuevos métodos y de adaptación a los cambios delincuenciales.

 

Estos selectos grupos estan integrados por policías previamente seleccionados por su alta especialización individual y de conjunto en diferentes disciplinas (manejo explosivos, tiradores selectos, submarinismo, etc..). Actúan en situaciones de alto riesgo como son: rescate de rehenes, detención de elementos terroristas u otros delincuentes peligrosos, etc..

 

La Unidad Central, que tiene como denominación Grupo Especial de Operaciones (G.E.O.), es un servicio muy especial del Cuerpo Nacional de Policía. Los numerosos éxitos, cosechados a lo largo de su existencia, en la lucha contraterrorista y en situaciones delincuenciales muy graves y delicadas, han echo que este Grupo sea admirado por otras unidades policiales y de inteligencia, tanto españolas como extranjeras.

 

Sus siglas son sinónimo de eficacia, de valor, de seguridad, de rigor milimétrico frente a situaciones extremas donde es necesaria la acción coercitiva de la Ley de modo contundente.

 

Cuentan sus hombres con una alta cualificación profesional, dadas las características tan especiales que tienen las misiones que se les encomiendan (liberación de secuestrados o rehenes; reducción o neutralización de terroristas o de delincuentes comunes muy peligrosos; apertura y entrada en lugares ocupados por terroristas o por integrantes de la delincuencia organizada; ejecución de dispositivos de protección de personas o bienes; prestación de medidas de seguridad en sedes diplomáticas y consulares españolas en el extranjero; búsqueda de víctimas o explosivos en el medio subacuático; etc.)

 

 

La gran demanda de actuaciones de esta Unidad (G.E.O.) producida desde los años ochenta, en varias provincias españolas, tuvo como consecuencia la Resolución de 27 de Diciembre de 1.989, de la Dirección General de la Policía, sobre normas provisionales de actuación del Grupo Especial de Operaciones (G.E.O.) y de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (G.O.E.S.) diversificándose las actuaciones del primero en unidades más pequeñas (los G.O.E.S.), con demarcación, generalmente, de las propias Jefaturas Superiores o de las Comisarías Provinciales donde se hallan ubicadas y con los mismos cometidos que el G.E.O.

 

En la citada resolución de la D.G.P. se establecía la dependencia orgánica y funcional de los G.O.E.S., del Jefe de la Comisaría Provincial respectiva y la dirección técnica del G.E.O., dejando sin determinar donde se ubicarían dichos grupos. En la actualidad existen G.O.E.S. en las siguientes plantillas: Bilbao, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Presidencia del Gobierno, Málaga, Sevilla y Las Palmas de G.C.

 

Corresponden a estos Grupos, entre otras, las siguientes funciones:

 

a) Actuación en los primeros momentos y hasta que intervenga el Grupo Especial de Operaciones, en liberación de personas secuestradas o tomadas como rehenes.

 

b) Reducción o neutralización de los integrantes de bandas terroristas y grupos armados y de delincuentes peligrosos.

 

c) Ejecución de los dispositivos de protección de personas y bienes que se les encomienden y precisen una especial cualificación.

Pueden acceder a los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (G.O.E.S) los funcionarios del Grupo Especial de Operaciones (G.E.O.) y los de las respectivas plantillas, debiendo estos superar las pruebas selectivas que se determinan por la División de Formación y Perfeccionamiento, con la colaboración de la Subdirección Operativa conllevando la posterior realización de un curso en la sede del G.E.O. (Guadalajara).

 

La superación de las pruebas selectivas y del curso previstos en el apartado anterior obliga a permanecer tres años continuados en los G.O.E.S.

 

Los componentes de estos Grupos realizan cada dos años, en la sede del G.E.O., las pruebas de revalidación que determina la División de Formación y Perfeccionamiento. La no superación de estas pruebas es causa de baja en aquellos Grupos.

 

Los miembros de los G.O.E.S, están obligados a realizar los ejercicios de adiestramiento y manejo de medios en el tiempo y forma que se determinen por el órgano competente.

 

La trascendencia y especiales características de los servicios de este Grupo exigen a quienes los prestan, un estado físico y psíquico, así como una conducta profesional adecuados a las funciones del G.O.E.S., por lo que su falta de adecuación, debidamente acreditada, es motivo de baja en aquella.

 

Los miembros de los G.O.E.S. tienen derecho a la percepción de un complemento especial, que "compensa" económicamente su especial preparación y la disponibilidad que se les exige, así como a la puntuación atribuida en los correspondientes baremos de méritos a las Unidades de Intervención.

 

El pertenecer o haber pertenecido al G.E.O y a los G.O.E.S, es valorado como mérito preferente y recíproco en las correspondientes convocatorias para el acceso a ambas Unidades, salvo que la causa de la baja hubiese sido una falta disciplinaria o la no superación de las pruebas.

 


 

 

 

UNIDADES DE INTERVENCIÓN POLICIAL (U.I.P.s)

 

Unidades uniformadas especialmente entrenadas para su actuación en grandes concentraciones o aglomeraciones humanas, en celebraciones o acontecimientos deportivos u otros actos de gran magnitud, en alteraciones graves del orden público, etc. Además colaboran en dispositivos y operaciones especiales (controles, protección de personas, etc.)

 

Son unidades móviles de seguridad pública, que sustituyeron a las antiguas Compañías de Reserva General, del extinguido Cuerpo de Policía Nacional. Estas unidades también son conocidas, tanto en el ámbito policial como por los profanos, por el apelativo de las "reservas" o los "antidisturbios".

 

Tienen como misiones, las de actuar en todo el territorio nacional, principalmente en los supuestos de prevención y de peligro inminente o grave de alteración de la Seguridad Ciudadana y/o el Orden Público (colaborar en la protección de SS. MM. los Reyes de España y de altas personalidades nacionales y extranjeras, así como de los lugares e instalaciones públicas que lo requieran; prevención, mantenimiento y restablecimiento, en su caso, de la seguridad ciudadana; intervenir en grandes concentraciones de masas, reuniones, manifestaciones y espectáculos públicos; actuar y auxiliar en graves calamidades o catástrofes públicas; actuar ante situaciones de alerta policial; establecimiento de controles y de otros dispositivos de seguridad; intervención en motines y situaciones análogas, etc.).


 

 

 

UNIDADES DE SUBSUELO

 

Servicio especializado en actuaciones fundamentalmente preventivas de inspección y control de redes subterráneas, galerías de servicios, alcantarillado, etc., con especialistas en espeleología y planimetría, con frecuentes colaboraciones con otras Unidades y con Servicios de Arqueología. Estas unidades especiales tienen asignadas la elaboración de planes integrales de seguridad de edificios singulares o de interés policial, desde la perspectiva y el conocimiento del subsuelo de las ciudades y el control y revisión de los mismos, allí donde realizan sus servicios o donde sean requeridas.

 

Protegen desde el subsuelo el itinerario de altas personalidades; tratan de impedir el uso del subsuelo para fines delictivos; efectúan reconocimiento de zonas del subsuelo sospechosas, protegiendo instalaciones o lugares que lo requieran.


 

 

 

UNIDADES DE DESACTIVACIÓN DE EXPLOSIVOS (TEDAX)

 

Servicio de máxima especialización en la desactivación de explosivos y actuaciones derivadas: análisis, destrucción, estudio pericial, etc.

 

El inicio de  la dilatada labor de servicio de estas unidades, data del 31 de enero de 1.975, fecha en que se creó, en el extinto Cuerpo de Policía Armada y de Tráfico, esta especialidad.

 

Robot utilizado para la explosión segura de un artefacto terrorista colocado en un espacio urbano

 

Su entrega, responsabilidad y profesionalidad, frente a potenciales riesgos, no tiene punto de comparación con ninguna otra actividad policial dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; encauzando toda su lucha diaria en proporcionar un servicio inmejorable, tanto en seguridad como en  eficacia, sabiéndose orgullosos sus hombres, del marchamo de calidad que ostentan ganado a pulso, habiéndoseles concedido innumerables recompensas, condecoraciones y felicitaciones públicas, por parte tanto de autoridades y organismos intrapoliciales, como externos.

 

Tienen la arriesgada y nunca bien pagada misión de recoger, requisar y/o intervenir, desactivar, neutralizar, y destruir  los artefactos y materiales explosivos o incendiarios; examinar, analizar, investigar y estudiar el mecanismo de artefactos explosivos o incendiarios; colaborar con las demás unidades de la D.G.P. o de otras instituciones policiales y/o castrenses; salvando con su labor callada, cientos de vidas, aún a costa de la suya propia.

 

Las actuaciones a lo largo de su historia, han posibilitado la intervención de miles de kilogramos de explosivos (dinamita, amonal, amosal, etc.) y útiles para la confección de artefactos explosivos (cócteles molotov, detonadores industriales, cordones detonantes, granadas militares, etc.); siendo incontables las desactivaciones y neutralizaciones llevadas a cabo, evitando importantes daños materiales y salvando cientos de vidas humanas.

 


 

página anterior                            principal

...